11 abril 2008

Cómete a ti mismo

- Jajaja! Es increible el tiempo que llevo intentando irme de aquí- exclamé riendo.
- No son más que tus promesas. Acabarás donde siempre, con los de siempre, a la misma hora de siempre... - terminó suspirando.
- Sigue, y dilo alto.
- ¡Y con las mismas ideas de siempre! -
- ...
- Que no puedes estar engañándote más. Que hagas algo, joder. Que tu eres el cuerpo, ¿vale?. Y es lo que se ve. Y yo lo que quiero es que hable también de mi, ¡¿me oyes?!. Que te reconozca tu reflejo perfectamente. Que nos reconozca a los dos. Cuerpo y mente.
- ¿Viendo amaneceres?
- Claro, de todo tipo y de todos los colores. No te pierdas ninguno.
- Entiendo.
- Si hace falta, cómete a ti mismo. Ojo por ojo...
- [Eres más rápida que yo.] - pensé.




Foto: Yunnnojo.

[mi mente no es más que un veloz susurro
que intenta apoderarse de mí.]

08 abril 2008

Cuestión de moda

El señorito en cuestión, tan bien vestido, tenía que hacer juego con todo.
Se volcaba sigilosa y perfectamente en cada cosa. Tiene tanta maña, que consigue cualquier situación. Yo creo que no conozco nada que no haya tenido.
Además no le faltaban señoritas.
Es más, cambiaban según su estado: para el melancólico estaba aquella con amargos ojos que le acompañaría para desahogar su estado; y en el más divertido tendría que ir combinado con la señorita de sonrisa carnosa.

Tanta es la moda,
que se olvida de que las señoritas necesitan algo más que temporadas.

04 abril 2008

Como un cigarro

No sé porqué me esfuerzo tanto entrando en cualquiera que me respira, acabo desvaneciéndome pensando en ti; como el fuego. Y arrastrándome a cualquier circustancia, como la ceniza de cualquier cigarro, tan suave como el humo que desprende. Y antes de terminar, me muestro tal como soy, que puedas saborear y utilizarme como quieras, y llevarme de tu mano hacia lo más alto.

no.me.pises.
no dejaré que lo hagas.