03 noviembre 2009

Dina y él

Ahora que ha pasado más de un mes, Dina se quedó mirando la calle, y pensando en lo rápido que había sucedido todo. Septiembre ha sido un no parar de proyectos e incertidumbre, Octubre de transición, y ahora que ha llegado Noviembre... le echaba de menos. La cosa es que se ha colocado entre nuevos rostros que hacen olvidarle, y él también ha hecho lo mismo aunque por segunda vez. Les ha separado la despreocupación, las cañas, el tiempo, el silencio, y un par de besos en la mejilla. Kilómetros de distancia han podido con ellos, como cuando se acostaban en la misma cama de 90 y había un océano entre espalda y espalda. Pero ahora están en la misma ciudad. Dina sabía que tarde o temprano sucedería... pero no quería que fuera en Noviembre. Todavía no se había hecho con la ciudad.

No hay comentarios: