25 febrero 2010

A día de hoy.


Estoy ya un poco hartita de la gente que se cree auténtica, y de los que son auténticos de verdad y se sienten mal por la otra gente. Estoy ya hasta las narices del egoísmo, de exigir cosas cuando tú no las haces, de que te roben ilusiones, de que te paren, de que te corten las alas al echar a volar... Estoy un poco harta del poco amor propio, de la infravaloración... ¡a tomar por culo aquellos que te hacen sentir mal!
Estoy harta de las malas miradas, de las conversaciones a tus espaldas, de que malmetan, de las mentiras, de las niñeces, de la poca educación. Harta de meterme en la cama y tener los pies fríos. Hoy estoy harta de quienes no me dejan seguir hacia adelante, de la envidia, del dinero, de vosotros, del reloj.
Hoy no tengo voz para gritar.