23 julio 2010

#3

A veces soy tan adorable como un petisuis chorreando morcilla.

No hay comentarios: