23 agosto 2010

#10

Se ha levantado como un niño pequeño que no puede parar de llamar la atención. Pero un niño sólo con gritar acapara todas las miradas... se siente patética gritando sin que la escuche nadie. Echa de menos que estés loco por ella.

1 comentario:

Claudia dijo...

Todas tenemos un lado caprichoso, por mucho que queramos taparlo con seriedades.