02 enero 2011

#22

Buscaba algo de beber. Tenía tanta sed que ni podía esperar a que le sirvieran otra copa. Algo dentro se le descolocó a las 5 de la mañana.
Buscaba aire. Se metió entre toda la gente para encontrar la salida; apoyándose contra las paredes, cogió la primera chaqueta que encontró, y salió corriendo.
Buscaba tranquilidad. Caminó deprisa para que nadie pudiera encontrarla, porque no podía dar ninguna explicación de lo que le estaba pasando en esos momentos.
Otra vez esa sensación...
Buscaba soluciones. Su cabeza daba vueltas, su respiración cada vez iba más deprisa, le dolía el pecho, y las piernas le temblaban... Se sentó en el suelo.
Buscaba equilibrio. Necesitaba poner en orden todos sus pensamientos, coger del cuello a las cosas buenas y tirar por la alcantarilla más cercana lo que hacía que sus ojos no miraran hacia arriba. Y otra vez... el dolor en el pecho de saber que cada vez te estás hundiendo más en una mierda que estás creando solo.
Y buscaba......... buscaba más de lo que podía encontrar. Buscaba en los sitios donde mejor había escondido las cosas.

Hasta que dejó de buscar,
porque empezó a crear.

1 comentario:

¿Dilga? dijo...

¡Cada día me gustas más pequeña Amelie!