09 junio 2015

#42

Verte reflejada en la misma historia de alguien es como si te dan un zas! en toda la boca! eh!! pero sin abrirla!!!
¿Querías saber como terminaría la tuya? Ya lo sabes! Parece como si ya estuviera escrita pero los personajes cambian, el entorno, y los que pasean por detrás como si estuvieran ajenos a lo que suceden pero en realidad saben más que los propios protagonistas. No se si nos darán un Goya, pero al menos unas palmaditas si que me doy por seguir tan bien el guión. 

#41

En todos los mecanismos hay piezas fundamentales. Una vez que te acostumbras a la rutina de estar en una montaña rusa, necesitas una buena sujeción que haga que tu adrenalina se quede en adrenalina y no en un ataque de pánico. Hay personas que sinceramente si desaparecieran, es como si te quitaran un jueves. Hay personas que con el solo hecho de existir, ya merece la pena. 

#40

Ella sabe que hoy es de esos días que no sabe como es hoy. Sí... a veces me sorprende lo increíblemente contradictoria que puede llegar a ser. Creo que nunca he conocido a nadie tan imbécil y fascinante a la vez. Tiene el don de llevarte a la gloria y a la mismísima mierda en menos de 0,01 segundos. No sabe tener la boca callada, escupe palabras que le salen de la piel, y cuando se arrepiente? Ella canta. Se pasa el día cantando, creo que sabe que cuando no canta es que la está cagando... Lleva relojes de colores de los que le sobra el tiempo para sonreír, la habré visto llorar 3 veces en mis años, y 20 veces sin lágrimas. Su sonrisa me altera, su alteración me calma. Creo que nunca he conocido a nadie tan contradictorio, excepto a mí. 

#39

Quizá es el domingo, que es el cierre de semana y por eso necesitemos cerrar lo que nos revuelve la cabeza y peor aún... el estómago. Quizá es necesidad de que cuando algo se nos escapa de las manos no sepamos convivir con ello y nuestra capacidad de querer superarnos nos quiera dar ultimátums de 'ahora o nunca', de 'o paramos o hacia adelante pero no hacia atrás'. No se, quizá a veces necesitemos decir las cosas en alto para saber que algo está pasando, pero el no saber el qué puede llegar a crearnos un fuego interno que necesite gritar. Quizá me equivoque, y siempre me ha gustado llevar la razón, pero esta vez no... no quiero. 
Quizá necesitaba escribir, ya que no puedo hablar, que no puedo hablarte, ni besarte y que el caos fluya. Quizá esto sea una despedida.

#38

Mira si ahora mismo estuvieras a mi lado, estaría abrazada a ti como una lapa, olería hasta el último gramo de jabón que  usas para tu ropa, y mordería muy suave tu maldita piel... además cogería tus manos y las pegaría a mi cuerpo, a mis curvas, que sintieras como entran y salen mientras me acaricias con las yemas de los dedos, y la piel se me eriza como respuesta a tenerte tan cerca...  luego no habría más excusas, y a la tercera vez que me miraras la boca, ya no habría una cuarta porque estaría tan pegada a la tuya que para volver a mirarla tendrías que separarte... y eso amigo, no iba a pasar por el momento.